Colecciones.

Nuestro Museo tiene como objetivo en su proyecto institucional llevar un adecuado control de las piezas arqueológicas de su colección, y así conservar el Patrimonio Arqueológico bajo su custodia en óptimas condiciones. Para esto se creó un Área de Reserva con un sistema de ordenamiento que busca no solo proteger al objeto sino también la información que le subyace. Esto nos permite contar con un bagaje de información documental que rodea al objeto que se exhibe y estudia, tales como libretas de campo y viaje, libros de actas, informes de excavación, informes de sitios, fichas de objetos, catálogos, fotos, diapositivas, negativos, etc. Este fondo documental posee un valor histórico e investigativo de gran importancia ya que nos aporta los datos contextuales relativos, una información vital para el abordaje arqueológico. P.P. Díaz, reconocido por su precisión, orden y descripción detallada, fue el creador de la mayor parte de este fondo documental. La información que contiene es única en la mayoría de los casos.

Nuestra institución presta singular atención a los sitios arqueológicos, generando diversas actividades que buscan su protección y conservación. Esta tarea quedó registrada desde las primeras ediciones Estudios de Arqueología (1972-1990) en la que se publicaron los catálogos de sitios que sirven hoy como línea de base para evaluar el estado de conservación e implementar las estrategias de preservación de los sitios comprendidos en la región.